miércoles, 24 de octubre de 2007

ELLA CAMINA


Las piedras punzan la planta de sus pies… La brisa acaricia su rostro, con una caricia ruda, seca, casi agresiva… Ella camina, porque siempre lo ha hecho… Porque ese es su escenario y nada parece detenerla… Los pies, aunque a veces sangran, ya no duelen… Asperezas de años, capas y capas de piel acumulada, creando una coraza que aisla. El rostro aún es bello, aunque el color ya no es el original. La sal, el sol y el viento han tallado sus huellas… Ella camina… porque ese es su escenario y nada parece detenerla… Hasta que aquella mañana, el sonido atraviesa los aires… Conoce el paisaje sonoro y nada parece sorprenderla… En cambio aquel sonido es diferente… Primero el asombro, luego una leve sensación que alerta su cuerpo… Erizada percibe la diferencia… El sonido se agudiza… Viene desde lejos, pero es cercano; tan cercano como para hacer que su pecho clame… Una sensación extraña… ¿Nostalgia, melancolía, esperanza? Nada puede significarlo… Lo único real es esa sensación que la llama, que la convoca, que la alienta… Una sensación… que es, que se acrecienta y que le habla de algo que falta, de algo que añora, de algo que le corresponde… Ella sigue caminando, pero ahora no sabe el destino… Quizás nunca lo supo; y ahora sabes, que no lo ha sabido… Ella camina… porque ese es su escenario y nada parece detenerla… Y aunque no se detienen, piensa, siente… esta alerta… Ella camina… pero su corazón vuelve. Cada día a la misma hora, al mismo sitio… porque el sonido es diferente… Porque la sensación la alienta, la desafía y la convoca… Ella camina pero quizás ese ya no es su escenario y algo puede deternerla…

No hay comentarios: